1

Porque lo elaboramos

Diariamente compramos las verduras, carnes y pescados más frescos del mercado. Los seleccionamos, los lavamos cuidadosamente con agua fría y los cortamos.

No elaboramos ninguna receta con ingredientes que no puedas encontrar en un mercado o en un hogar.



Los ingredientes que utilizamos son los mismos que los ingredientes de las recetas tradicionales.

No contienen leche ni ningún derivado lácteo porque no se añade ningún aroma ni aditivo.

Nuestros caldos no contienen gluten porque no añadimos ningún ingrediente que contenga trigo, centeno, cebada, avena, ni aditivos ni maltodextrinas.

No contienen huevo ni derivados del mismo porque no añadimos ningún aditivo.

2

Porque cocinamos


Cocinamos tal y como se ha hecho siempre el caldo natural. Elaboramos recetas que nos gusten mucho y ya tenemos más de 26.

Por eso, en nuestros caldos no hay ni concentrados, ni deshidratados, ni añadimos ningún aroma. Sólo hay ingredientes frescos y el aroma propio de la cocción a fuego lento.

3

Por nuestro proceso

Proceso Exclusivo

Ingredientes frescos y naturales cocidos a fuego lento en olla

Dependiendo de la variedad, previamente horneamos las carnes, sofreímos las verduras con carnes o mariscos durante 2 horas más o dejamos los garbanzos en remojo durante la noche para poderlos incorporar al caldo. Todo para conseguir más y mejor consistencia en nuestros caldos.

Colocamos todos los ingredientes en cestas de acero inoxidable y los introducimos directamente en ollas de 3.000 litros.


Luego llenamos las ollas de agua fría y añadimos la cantidad justa de sal. Lo cocemos todo a fuego lento durante más de tres horas (dos en la variedad de pescado).

Y antes de envasarlo en el brik, le aplicamos el proceso UHT para que pueda conservarse durante 9 meses.


Porque sólo hay una manera de hacer un Caldo 100% natural. Como se hace en casa, como lo hacemos en Aneto.